MÁXIMO KIRCHNER AFIRMÓ QUE EL RIGI, DE LA LEY BASES, REPRESENTA “EL SAQUEO DEL PAÍS”

El presidente del Partido Justicialista bonaerense, Máximo Kirchner, afirmó que el Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI) contemplado en el proyecto de Ley Bases representa “el saqueo del país”.

El dirigente formuló esas declaraciones al participar del ciclo de formación del PJ en la Casa Compañera del partido de Moreno, junto a la intendenta local, Mariel Fernández, y al dirigente del Movimiento Evita, Emilio Pérsico. 

Durante la charla ante la militancia, el diputado nacional de Unión por la Patria (UxP) puso en valor en valor la importancia “del triángulo del litio en la región de Chile, Bolivia y Argentina” y se refirió al interés que existe por parte del magnate Elon Musk, dueño de Tesla y X, sobre ese recurso natural.

“Todo eso del triángulo del litio; Vaca Muerta, en Neuquén; la Pampa Húmeda con sus producción de alimentos; el petróleo y gas, de la zona de Santa Cruz y Chubut; las riquezas de nuestro mar y las reservas de agua dulce más grande del mundo son nuestras, vivan dónde vivan los argentinos”, remarcó el diputado nacional. 

Y en ese sentido, el principal referente de la Agrupación “La Cámpora” consideró que todos esos recursos que enumeró “están en riesgo porque vienen por el saqueo del país con el famoso RIGI”.  

“Hay que tener en claro que el litio es algo que el dueño de Twitter (Elon Musk) necesita más barato. Cuando fue el golpe de Estado en Bolivia, contra Evo (Morales), el tipo festejó. No quiere que un gobierno le ponga un precio. Él quiere pagar lo que quiere”, remarcó Máximo Kirchner.

El legislador estimó que si se aprueba la Ley Bases en el Senado tal cómo fue votada en Diputados, los grandes capitales se servirán del RIGI para aprovecharse del “vector energético, que es algo que está en disputa”.

“De los tres países que tienen reservas de litio, Argentina es el que posee industrias satelitales y automotriz. Todo eso va al litio. Eso es la disputa por el vector energético.  Nuestro país es enorme, el octavo en suelo en el mundo, el trigésimo segundo en población, pero tenemos asimetrías sociales, asimetrías culturales, económicas. Nos van a querer desunir para después comernos”, subrayó el titular del PJ bonaerense. 

El diputado analizó además que “el desafío que tenemos por delante es tener en claro cuáles son sus objetivos, para saber cómo defendernos, primero y también qué proponerle a la gente, porque no va a alcanzar con convocar a la resistencia de nuestro pueblo”. 

En ese contexto, Máximo Kirchner remarcó que “al mismo tiempo que crezca esa resistencia también tiene que crecer nuestra capacidad de propuesta”. 

“También nuestra capacidad de propuestas tiene que estar firmemente ligada al espíritu del peronismo. Nosotros a partir de ahora la única verdad es transformar esa realidad”, subrayó el titular del PJ bonaerense.

En otro tramo de su alocución, Máximo Kirchner recordó la figura de su padre, Néstor Kirchner, al exponer que “él no podía creer cómo le habían quebrado la autoestima a nuestra gente” durante los años ‘90. 

“Lo que más le desesperaba,-y entendía que podía ser el mayor obstáculo para cambiar la historia del país, era que nuestro pueblo no recuperara su autoestima, que no creyera en sí mismo. Han logrado, que desde los poderes fácticos, económicos y mediáticos hagan sentir culpable a una parte de nuestro pueblo. Que sientan culpa si no tienen un trabajo con recibo formal, que sientan culpa si necesitan una mano del Estado para comer todos los días”, agregó.

En contraposición, puso como ejemplo a la figura del ministro de Economía, Luis “Toto” Caputo, quien “no siente culpa”, mientras se la hacen pasar “a la vecina de Derqui o de Cuartel Quinto, o de Ciudad Evita, o de Ezpeleta, o de Solano, pero ellos no sienten culpa, ellos avanzan”.

En ese sentido, planteó: “Nuestro pueblo tiene que volver a quererse, tiene que volver a entender que no merece ser explotado. Que esfuerzo no es sinónimo de explotación. Quieren hacer que te auto explotes, que digas: ‘Yo laburo 16 horas todos los días’. Nos convencen de que nos tenemos que auto explotar por migajas”.

Luego, agregó que “permanentemente se pretende instalar en la opinión pública y esto cala en gran parte de la sociedad la idea de que los subsidios o los programas sociales son lo que falta en su sueldo” y añadió que se busca hacer creer “que lo que no tiene es porque se lo lleva gente que no trabaja”. 

“O sea, no se lo lleva Caputo, no se lo lleva Techint que tiene medio gobierno, no se lo lleva IRSA, se lo lleva el vecino de al lado. Eso es lo que quieren hacerle creer a la sociedad”, completó.

Por otro lado, Kirchner también se refirió al ajuste que lleva adelante el gobierno de Javier Milei al afirmar que “hoy es claro cuál es el sujeto que está haciendo el máximo de los esfuerzos en todo esto: no sólo los sectores populares, los sectores medios son casi la frutilla del postre de este tipo”.

En relación al debate en el Senado por la denominada Ley Bases instó a dar “la discusión a fondo” y pidió remarcar la importancia de lo que se está debatiendo en el Senado como también “la contradicción de una dirigencia que dice una cosa, pero vota lo contrario”. 

“Uno se encuentra con sorpresas realmente extrañas en el Congreso, donde una diputada puede decir ‘estas leyes fueron escritas de puño y letra por tal estudio jurídico, pero voto a favor’. ¿Pero cómo es que vos estás diciendo que esta ley la escribieron las empresas, que eso está mal pero que votás a favor? Pasan cosas realmente inexplicables”, puntualizó.