LA MATANZA: DETUVIERON A UN POLICÍA DE LA BONAERENSE POR EL CRIMEN DE UN OFICIAL DE LA CIUDAD

Un efectivo de la Policía bonaerense fue detenido por el asesinato de Germán Ruíz Zapata, un agente de la Ciudad que en sus tiempos libres trabajaba en una app de viajes. La víctima era buscada de forma intensa por su familia hasta que fue encontrada en el Hospital Paroissien como NN.

El hecho ocurrió el domingo a la madrugada en el cruce de las calles Edison y Newbery, Isidro Casanova, cuando Zapata estaba con pasajeros a bordo. Dentro del auto fue ejecutado de un disparo en la cabeza y luego los sujetos lo dejaron tirado sobre el asfalto.

El informe policial al que accedió Noticias Argentinas indica que un llamado al 911 advertía por la presencia de un “masculino con heridas en vía pública”.

“Al arribo del móvil se observa a un masculino con impacto de arma de fuego en zona del cráneo. Se solicitó ambulancia y se lo trasladó inconsciente al Hospital de Agudos Diego Paroissien donde posteriormente se toma conocimiento que la víctima falleció”, informaron.

“Por el relevamiento de cámaras en el lugar se establece que alrededor de las 02:04 hs se observa estacionar sobre mano derecha un vehículo marca VW Fox o similar con vidrios oscuros, a simple vista con dos masculinos a bordo los cuales dialogan por varios minutos y en un momento determinado, desciende el acompañante fumando un cigarrillo y dirigiéndose hacia la puerta del conductor, abriendo la misma, cayendo el masculino que se hallaba como conductor”, detallaron.

En el lugar la Policía Científica logró incautar del pavimento la colilla del cigarrillo que arrojara el presunto imputado del que se obtuvo una muestra de mancha hemática.

Por otro lado, se supo que el Fox fue encontrado abandonado en Alagón y Mauricio Golfar, en la localidad de González Catán. Por otra cámara de seguridad se visualizó que el sujeto se alejó del lugar, luego de tomar algunos objetos del baúl del auto.

Con el avance de la investigación se confirmó la detención de un efectivo de la Bonaerense identificado como Franco Isaac Piñeiro, personal de la UTOI.

Para los investigadores su captura fue bastante sencilla ya que el joven de 20 años tuvo varias complicaciones para ocultar su vinculación al caso.

En principio se comprobó que Piñeiro tenía en su celular el comprobante de que había solicitado el viaje y el recorrido que había realizado.

Asimismo, cómo informa el parte policial, la secuencia completa quedó registrada por las cámaras de seguridad de la zona. 

Para los investigadores Piñeiro efectuó el crimen para concretar un robo. La familia lo buscó de forma intensa durante horas hasta que se confirmó que estaba sin vida en el hospital.