PLAN HIDRÁULICO: AVANZA UNA OBRA CLAVE QUE BENEFICIA A 100 MIL VECINOS DE FLORESTA, VÉLEZ SARSFIELD Y VILLA LURO

El Plan Hidráulico de la Ciudad continúa con los trabajos de excavación de la tuneladora en el ramal secundario Yerbal, que complementa a la Cuenca del Arroyo Cildañez.

Este ramal está conformado por un conducto principal de hormigón armado de 2,3 kilómetros de longitud, tiene su traza debajo de Yerbal, desde su cruce con Bahía Blanca hasta Ruiz de los Llanos. Los trabajos finalizarán en el último trimestre de este año.

Hasta el momento se ejecutaron las obras principales en las cuencas de los arroyos Maldonado, Vega y Cildáñez. En la actualidad se están construyendo los ramales secundarios en dichas cuencas.

“El ramal Yerbal es una de las obras hidráulicas que aporta a la Cuenca del Cildáñez, donde se benefician más de 100 mil vecinos y es un tramo de 2,3 kilómetros. Seguimos trabajando en un plan que comenzó hace 16 años y que tiene como objetivo completar todas las obras hídricas. Seguimos haciendo esas obras que no se ven, pero que le cambian la vida a los vecinos”, sostuvo Jorge Macri.

El Jefe de Gobierno explicó que estos trabajos tienen como objetivo evitar los anegamientos momentáneos que puedan llegar a registrarse por las grandes lluvias de los últimos meses producto del cambio climático. “Comenzamos los trabajos desde el norte, río arriba, y estamos llegando al sur con estas obras de infraestructura que mitigan los efectos de las inundaciones. Estas obras que no se perciben a simple vista, tienen un impacto muy concreto en el día a día”, agregó. 

Estas obras integrales del Plan Hidráulico benefician a 2,4 millones vecinos de toda la Ciudad, a partir de intervenciones realizadas en barrios porteños como Villa Ortuzar, Floresta, Villa Urquiza, Paternal, Villa Crespo, Palermo, La Boca, Villa Soldati, Lugano, Recoleta, Belgrano, Saavedra, Barrio 31, Nueva Pompeya, Palermo, Núñez, Colegiales, Coghlan, Parque Chas y Agronomía.

Jorge Macri estuvo acompañado en su recorrida por el Ministro de Infraestructura, Pablo Bereciartua, quien señaló: “El objetivo para los próximos años es aumentar la resiliencia de la ciudad. Con una agenda de inversión garantizada para los próximos años, el Plan Hidráulico es una herramienta fundamental y una política pública sostenida a lo largo del tiempo para adaptar la ciudad al cambio climático y para proteger más barrios y vecinos de Buenos Aires”.

El Jefe de Gobierno, Jorge Macri, aseguró: “Nos seguimos preparando como Ciudad para el cambio climático que ya ocurre y que es una realidad. No solo tenemos que pensar en el hoy, sino también en el futuro, y estas obras tienen que ver con eso. Vamos a seguir invirtiendo en mejorar la vida de los vecinos, día a día, y prepararnos para un futuro más difícil”.

La Ciudad de Buenos Aires está atravesada por varios arroyos que descargan sus afluentes en el Río de la Plata y el Río Matanza-Riachuelo. El Plan Hidráulico contempla distintas obras destinadas a encauzar y conducir las aguas de estos afluentes.