FERNÁNDEZ: «NOS ENORGULLECEMOS DE EMPRESAS DEL ESTADO DE ALTA TECNOLOGÍA QUE COMPITEN EN EL MUNDO»

El presidente Alberto Fernández destacó que «empresas del Estado de alta tecnología como Arsat y el Invap ponen a la Argentina en un lugar de privilegio en el mundo» y reiteró la importancia que tienen para el país las inversiones que se realizan en materia de «conocimiento y ciencia».

Así lo afirmó al encabezar ayer en el Centro Cultural Kirchner (CCK) la apertura del 6º Congreso Latsat, un espacio que reúne a líderes de la industria satelital y de conectividad de América Latina, y desde donde el mandatario elogió el trabajo de empresas tecnológicas estatales como Arsat e Invap.

«La Argentina es uno de los pocos países del mundo que construyen satélites y Arsat ya construyó dos. En plena pandemia, pusimos otro en órbita, el Saocom, para saber cuándo el clima nos puede generar una sequía, para poder sobrellevarlas», señaló el mandatario en su discurso.

En ese marco, Fernández dijo que ese tipo de acciones se deben «mostrar con orgullo» y destacó que son posibles gracias a la presencia del Estado.

«La Argentina invirtió miles de millones de dólares para la red de fibra óptica más grande de América Latina. Si no lo hace el Estado, no es negocio para muchos. Nos enorgullecemos de empresas del Estado de alta tecnología que compiten en el mundo, que ponen a la Argentina en un lugar de privilegio en el mundo», agregó.

Durante el acto, desarrollado en la cúpula del CCK, el Presiente estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Agustín Rossi; la secretaria de Innovación Pública, Micaela Sánchez Malcolm, y el titular de Arsat, Facundo Leal.

En otro tramo de su intervención, el jefe de Estado recordó cuando en 2004, mientras se desempeñaba como jefe de Gabinete, debió encararse el proceso de radarización en Argentina.

«Uno de los temas sobre el que más visitas recibía eran personas que venían a venderme radares. Todos nos ofrecían radares y un día hablando con el gerente general de Invap, Héctor «Cacho» Otheguy, siempre recordado por mí, me dijo ‘a ver si lo podemos hacer’. Bueno, una semana después vino, me dijo ‘lo podemos hacer’ y empezamos a hacerlo», añadió.

Respecto de Invap, el Presidente destacó que esa empresa trabaja en desarrollos tan diversos como la industria aeroespecial y en tecnología nuclear.

«Hace unos días visité cómo está avanzando el reactor en Lima (provincia de Buenos Aires). Es un reactor nuclear diseñado y construido casi en un 100% por Argentina, científicos argentinos y con producción Argentina», agregó.

Respecto de la industria aeroespacial, el mandatario destacó que se ha retomado el desarrollo de un lanzador orbital, Tronador, proyecto que «habían olvidado» durante la presidencia de Mauricio Macri.

«Queremos que nuestro satélites salgan de algún lugar del sur y dejemos de contratar los servicios -siempre agradecidos- de Cabo Cañaveral o de otros lugares desde donde se lanzan cohetes que ponen satélites en orbita», dijo.

Fernández indicó que temas como los tratados en el foro pueden parecer «distantes», pero que tienen que ver con la conectividad, con la salud, con la climatología.

«Esa es la Argentina que hay que construir, esa es la Argentina que no debemos dejar de construir y eso es lo que permanentemente le reclamo a mis compatriotas: tener conciencia de la importancia de invertir en conocimiento, ciencia y tecnología», concluyó.

Previamente, Rossi recordó cuando en 2006, siendo jefe de la bancada del Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados, debió impulsar la ley de creación del Arsat, a la que definió como una empresa estatal realizada gracias a una «decisión estratégica».

«Lo estratégico fue que así como creamos una empresa estatal, por la decisión del presidente Néstor Kirchner fue que otra empresa estatal, Invap, se dedique a construir radares en la Argentina y hoy estamos vendiendo esos radares a otros lugares del mundo», apuntó.

Luego, anticipándose a los dichos del Presidente, Rossi criticó las «voces» que aparecen con «una cantinela antigua, retrógrada de que todo lo que hace el Estado está mal y de que todo lo que tiene participación estatal termina siendo ineficiente, termina siendo poco productivo y demás».

«Cuando uno hace inversiones estratégicas no tiene que mirar el balance del primer año sino que tiene que mirar el balance al año 10 y al año 20, porque las inversiones estratégicas son así, uno invierte para que en algún momento tener un resultado. En segundo lugar lo que uno tiene que entender como Estado es que tiene que aprovechar la sinergia que tiene que existir entre el Estado y el sector privado», añadió.

Al respecto, señaló que cada satélite que hace Invap «tiene entre 80 y 100 empresas contratistas que participan en la elaboración de cada una de esas herramientas estratégicas y la mayoría de ellas casi la totalidad son pequeñas y medianas empresas de capital privado».

«Entendemos que a veces hay que pararse por un poco de la coyuntura y mirar el horizonte con sentido más estratégico y ahora después de 20 años podemos empezar a ver los resultados», agregó.

Por su parte, Sánchez Malcolm, sostuvo que la participación en este evento de los principales actores de la industria «va permitir identificar problemáticas, soluciones y debates que podemos llevar adelante poniendo como objetivo no solo el desarrollo de la empresa nacional (Invap), sino de gran cantidad de empresas del país, en alianza con internacionales, que pueden desarrollar capacidad satelital en Argentina en función de la reducción de brechas y para generar equilibrios más justos».

El Congreso, que se extenderá hasta este miércoles, contará con más de 40 oradores de alto nivel que abordarán las últimas tendencias del sector satelital y líneas de trabajo divididas en las temáticas: acceso universal, estrategias de observación de la Tierra y satélites pequeños, soluciones de segmento terrestre, programas satelitales nacionales, conectividad de banda ancha y nuevos servicios de telecomunicaciones espaciales.