ARBA DETECTÓ MÁS DE 7 MILLONES DE METROS DE CONSTRUCCIONES SIN DECLARAR EN DOS AÑOS DE GESTIÓN

El director ejecutivo de la Agencia de Recaudación bonaerense (ARBA), Cristian Girard, afirmó que desde que asumió el organismo detectó más 7 millones de metros construidos que figuraban como baldíos, y detalló que a través de distintas acciones de control y fiscalización la provincia pudo recuperar casi 800 millones de pesos.

En declaraciones formuladas a radio El Destape, el funcionario puntualizó que ello equivale a unas 108 mil viviendas tipo del plan Procrear.

«Desde que asumimos, llevamos detectados 7 millones de metros construidos sin declarar», destacó Girard, y contó que el organismo recaudador logró recuperar $ 800 millones de esa evasión.

Graficó que «son fondos que se podrían haber utilizado -y que cuando recuperamos los utilizamos- para equipar hospitales, comprar respiradores, desarrollar postas de vacunación, pagarles plus a empleados de salud y seguridad, obras de infraestructura».

En ese marco, el funcionario se refirió al operativo de fiscalización catastral que desarrolló ARBA en Pinamar y Cariló durante la primera quincena de enero, en el que se detectaron en edificios, viviendas y countries de lujo un total de 42.000 m² de construcciones que evadían el pago del Impuesto Inmobiliario porque no se encontraban declaradas.

Se trata de un centenar de casas en barrios exclusivos y 23 edificios de lujo, en su mayoría complejos de departamentos, que las empresas desarrolladoras tenían registrados como baldíos, maniobra con la que evadieron más de $30 millones en concepto de tributo Inmobiliario.

Girard analizó que en esos casos «la evasión es doblemente perjudicial porque el Estado puede ser igualador si recauda para mejorar la vida de los que peor están», y planteó que «si los que más tienen evaden sus obligaciones tributarias, el Estado tiene menos fuerza para hacer políticas igualadoras».

Al respecto, Girard destacó que “el gobernador Axel Kicillof nos pidió trabajar con progresividad y eso estamos haciendo: ordenar el desarrollo inmobiliario para que todos estén al día y no sea negocio eludir o evadir impuestos. Y al mismo tiempo, seguir mejorando el cumplimiento general, con leyes que gradúen bien la carga impositiva de forma que cada contribuyente pague en función de su real capacidad económica”.

Esta semana, en el marco de las acciones de fiscalización que se desarrollan en la costa y otros puntos de la Provincia, ARBA también había detectado en Mar del Plata un lujoso edificio de 25.000 m² que estaba sin declarar.

Los desarrolladores, en ese caso, pagaban $1,6 millones por año de tributo Inmobiliario, cuando en realidad debían abonar $15 millones anuales, por lo que la empresa constructora fue intimada y tendrá que regularizar el impuesto atrasado más las multas correspondientes.

Respecto de la modalidad de trabajo, Girard explicó que “hacemos una fiscalización a partir de imágenes satelitales, una prefiscalización; una vez que detectamos novedades constructivas hacemos una inspección ocular para verificar que lo que vemos en las imágenes satelitales sea lo que hay en la partida; y luego hacemos este operativo que es la notificación al administrador, o al titular, depende de qué se trate, para que acepte la determinación de oficio, o bien haga su descargo”.