2021 FUE EL AÑO PARA LOS JUEGOS PLAY-TO-EARN: LAS RAZONES DE SU ADOPCIÓN Y CRECIMIENTO

Cuando en 2020 el mundo era azotado por una crisis sanitaria no vista en un siglo, ¿quién se iba a imaginar que un año más tarde millones de personas de diversos países se ganarían la vida criando monstruos digitales o sembrando plantas en el metaverso? Pero así de surrealista ha sido el 2021, con Axie Infinity liderando los proyectos play to earn, que están creando una nueva versión del trabajo y del salario.

A principios de este año, Axie Infinity publicó un tuit que señalaba sorpresa: «¿Es esto la vida real?», y con ello advertía que se había concretado una transferencia récord en el mundo de los tokens no fungibles (NFT). Se trataba de la compra de un trozo de tierras virtuales por el que alguien, en ese momento, pagó 888 Ethers (unos USD 1,5 millones para entonces y USD 3,5 en la actualidad).

De esa manera, Axie Infinity comenzaba a estampar una huella, primero por su astronómica venta de terrenos y seguidamente por su acelerado crecimiento. De hecho, varios meses después, en julio, el proyecto concretó un rendimiento mayor al obtenido por Metamask, PancakeSwap, Synthetix y MakerDAO juntos, tal como lo reportó uno de los fundadores de la empresa detrás de la iniciativa, Sky Mavis.En julio Axie Infinity acumuló casi 8 millones de dólares producto de las tarifas pagadas por sus jugadores para la cría de mascotas y venta de NFT. Fuente: Twitter – Axie Infinity.

El futuro del trabajo y el salario 3.0

Mientras los desarrolladores estaban ocupados creando un nuevo estilo de juego, alrededor del proyecto crecía una comunidad que estudiaba la propuesta de Axie Infinity y que no tardó en descubrir nuevas posibilidades.

Sobre todo, de la mano de un juego que no pudo contener a los millones de jugadores que ingresaron a su metaverso cuando el precio de su token Small Love Potion (SLP) saltó por encima del 1.000%, al escalar de USD 0,03 a 0,36. La demanda de usuarios fue tal que a mediados de año colapsaron los servidores de su plataforma.

En Axie Infinity los jugadores reciben recompensas diarias con su token SLP. Esa moneda es la que usan los gamers para mejorar a sus personajes, y también la pueden comerciar en mercados secundarios, con un valor oscilante en dólares. De allí surge el poder del proyecto como negocio.

Sin embargo, pudo haber sido el mundo paralizado por el confinamiento en plena pandemia por coronavirus que encendió la llama de la popularidad de Axie Infinity y de los usuarios que crearon nuevas alternativas. Esto porque quienes no contaban con los recursos para criar y jugar con mascotas digitales, fueron becados por otros quienes comenzaron a desempeñarse como empleadores.

Williams Rojas, un venezolano de 20 años quien vive en Argentina le contó a CriptoNoticias como logró multiplicar su inversión por cuatro cuando implementó su programa de becas. Consiste en adquirir varias cuentas de Axie Infinity y ponerlas a trabajar para obtener beneficio, dando porcentajes de las ganancias a quienes operen diariamente en el juego.

Entonces fue así como el juego, además, se convirtió en una fuente de ingresos que incluso ayudó a cambiar vidas en plena crisis por la pandemia. El testimonio de una familia venezolana así lo confirma, también una comunidad de Filipinas que combate la pobreza en medio de la pandemia por Covid-19.

La popularidad de Axie Infinity deja aspectos positivos y negativos

Mientras crecía la popularidad de Axie Infinity, también emergían proyectos similares, pero en el mundo digital es difícil deslindar lo real de lo irreal. Así que, en agosto, impulsados por la fiebre de los juegos play to earn, más de 35.000 personas pagaron un total de USD 203 millones por las tierras virtuales de un juego que hasta entonces solo ofrecía promesas. Hoy el proyecto está en versión alfa y poco se sabe sobre sus características o fecha de lanzamiento.

Incluso meses más tarde, fue lanzada una idea inspirada en la exitosa serie de Netflix el Juego del Calamar y generó tal euforia que su token SQUID aumentó 83.000% en poco tiempo, pero resultó ser una estafa. Los creadores del «juego» habían huido con cerca de USD 2,6 millones, dejando atrás a un aproximado de 43.000 personas estafadas.

Más tarde, el proyecto Plant vs Undead también lanzó su propuesta capitalizando el buen momento de Axie Infinity. El juego de agricultura digital captó atención de la comunidad al ofrecer una baja cuota de entrada ganando simpatía de los millones de personas que no habían tenido éxito al buscar becas para criar mascotas digitales.

Como sucedió con Axie Infinity, los servidores de Plant vs Undead también colapsaron debido a la llegada masiva de nuevos granjeros digitales, pero tras solventar estos inconvenientes, el proyecto comenzó a arrojar beneficios a sus jugadores. Sin embargo, con el tiempo, los constantes cambios realizados en los métodos para ganar criptomonedas, han desmotivado a la comunidad.

En Venezuela, por ejemplo, se convirtió en la principal fuente de ingreso de un policía y de familias enteras que recurren a la agricultura digital para protegerse de la debacle económica. Aparentemente, los habitantes de este país siguen aferrados al juego, aunque el fértil terreno que llegó a tener más de 800.000 gamers activos, ahora no es más que un desierto, ya que el proyecto ahora tiene a pocos jugadores activos, la mayoría ha abandonado la plataforma.

En Cuba como en Venezuela, los juegos play to earn se han convertido en una alternativa para sobrevivir a la crisis económica que enfrentan ambos países. Esto porque la empresa Crypto Gaming United está otorgando becas a los residentes para que puedan generar ingresos con la cría de mascotas virtuales.

Juegos Play to Earn: un motor para impulsar la adopción de criptomonedas

Con más de 1 millón de jugadores activos al día, Axie Infinity se convirtió en un imán para atraer a nocoiners. Un término que se usa en referencia a las personas que no tienen interés alguno en las criptomonedas, su exploración, compra o comercio.

Así que el método play to earn, de manera espontánea acelera la adopción de criptomonedas. Para hacerlo, se basa en una nueva fórmula que demuestra que las criptomonedas son apetecibles para individuos que buscan transformar su realidad económica.

Con cada vez más usuarios ingresando al juego y obteniendo experiencias positivas con las criptomonedas, ya no hay vuelta atrás, pues a partir de allí acceden a un nuevo mundo, en el que también están obligados a aprender. De esa manera, se esfuerzan por comprender en detalle términos como Ethereum, Metamask, NFT, así como otros propios del entorno de las criptomonedas y que forman parte del vocabulario de quienes se desempeñan en este ecosistema.

Por otro lado, Axie Infinity, continúa sumando jugadores activos y actualmente tiene más de 110.000 usuarios, según datos de DappRadar. Sin embargo, ya fue superado por otros proyectos similares, como Splinter Lands y Alien Worlds, ambos con más de 240.000 gamers activos. Quiere decir que, con la llegada de más jugadores al ecosistema, también crece la adopción de criptomonedas.

Las cifras también demuestran que, si bien el 2021 fue el año de Axie Infinity, otro panorama distinto se presenta para el 2022, aunque definitivamente queda claro que la fiebre de los juegos play to earn apenas está comenzando.