GALMARINI: «LOS DESAFÍOS MAS IMPORTANTES DE AYSA SON EL CAMBIO CLIMÁTICO Y LA CONTAMINACIÓN URBANA»

La presidenta de Aysa, Malena Galmarini, destacó que «los dos desafíos más importantes» que enfrenta la empresa son «el cambio climático», que quedó claramente manifestado con la bajante histórica del río Paraná, y la «contaminación urbana», que genera nuevos agentes contaminantes «difíciles de neutralizar» en el proceso de potabilización del agua.

Galmarini hizo esas definiciones al encabezar en forma virtual la sesión del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) de la Semana Mundial del Agua, conocida como SIWI 2021, por el nombre del organizador, y que constituye el congreso anual más importante del sector del agua, donde se debatió sobre la importancia de contar con agua potable en centros urbanos, informó Aysa en un comunicado.

Durante su exposición, la presidenta de Aysa dejó en claro que «el cambio climático pone en juego la naturaleza y la humanidad en su conjunto», y que «es consecuencia de una forma de capitalismo que debemos modificar si queremos garantizar la vida en nuestro planeta».

Al abordar «los dos desafíos más importantes a los que se enfrenta la empresa», precisó que «uno tiene que ver directamente con el cambio climático», que motivó que la Argentina y los países de la región sufran «una bajante histórica en los niveles del río Paraná, uno de los más importantes que tiene el continente, lo cual es realmente muy preocupante».

Definió a la contaminación urbana como otro de los desafíos centrales, y explicó que «el área metropolitana en Argentina tiene muchos ríos y arroyos que la atraviesan, y las industrias que no han sido reconvertidas vierten en ellos sus residuos».

«Esto hace que muchas veces nos encontremos en el agua cruda que tomamos nosotros para potabilizar, nuevos agentes contaminantes difíciles de neutralizar» en el proceso de purificación.

Galmarini fue la principal oradora en la sesión de la Semana del Agua, organizada por el Siwi, sigla que identifica al Stockholm International Water Institute, entidad con sede en Estocolmo, dedicada a realizar investigaciones, desarrollo de las capacidades institucionales y brindar servicios de asesoramiento.

El Instituto se especializa en el abordaje de cinco áreas temáticas, que son la gobernanza del agua, la gestión de las aguas transfronterizas, el cambio climático y el agua, el nexo agua-energía-alimentos y la economía del agua.

Durante el congreso, que constituye la reunión anual más importante del sector del agua en el mundo, se plantearon los desafíos que se presentan en relación al cambio climático, y se expusieron las experiencias de cada una de las organizaciones participantes, como Aysa, BID (que tiene una División de Agua y Saneamiento), Water.org, RTI y el European Investment Bank (EIB).

Con respecto de la adaptación y mitigación del cambio climático, Galmarini detalló que «trabajamos en la parametrización del consumo, en la concientización de la población para ahorrar agua potable, mejorar la utilización del servicio, y por supuesto, la visualización directa de los fenómenos meteorológicos para ir construyendo en conjunto con otros organismos e instituciones protocolos de contingencia».

Recordó que el año pasado «tuvimos un evento con un agente contaminante que dio al agua potable olor y sabor, y hoy estamos trabajando con el Gobierno de Canadá y sus organismos de investigación en cómo neutralizarlo porque consideramos que no fue un hecho aislado» y que «desde el 2009, en adelante han existido eventos similares».

La presidenta de Aysa señaló que frente a este vuelco de residuos industriales que afectó el agua cruda que la empresa utiliza como materia prima, se presentó «una denuncia penal en una fiscalía federal que hay en Argentina contra los delitos que van contra el medio ambiente, y se está desarrollando en este momento una investigación federal».

«Aspiramos a un Gobierno del agua en su totalidad, nacional, provincial y municipal, todos trabajando en el cuidado de un recurso que es estratégico para la región, pero también para el mundo como lo es el agua», indicó, y anticipó que «todo esto lo vamos a plasmar en una mesa nacional y federal que denominamos Consenso por el Agua».

Participaron además de la mesa de expositores Sergio Campos, Jefe de la División de Agua y Saneamiento del BID; Francisco Dumles,de Perú; Carlos García Salazar, de México; Juan Bofill, del Banco Europeo de Inversiones; Mónica Porto, de Brasil; y Diana Parra, de Colombia.