FERNÁNDEZ PIDIÓ NO «REPETIR ERRORES» NI TRANSITAR EL «TÚNEL DEL TIEMPO HACIA UN PASADO QUE DAÑÓ»

El presidente Alberto Fernández reafirmó que no negociará con el FMI «en ninguna cena», sino «discutiendo, preservando el derecho de los argentinos», y pidió de cara a las elecciones legislativas no «repetir errores» y estar «más unidos que nunca» ante «el mayor riesgo de que la puerta de salida sea el túnel del tiempo que nos acerca a un pasado que nos hizo mucho daño».

El presidente encabezó ayer un acto de campaña del Frente de Todos, en San Juan, en compañía del gobernador provincial, Sergio Uñac, ministros nacionales y precandidatos locales, donde se mostró convencido de que la Argentina avanza hacia la «puerta de salida» de la pandemia, a partir del plan nacional de vacunación.

Además, reivindicó las medidas de ayuda económica y de contención social de su administración durante la pandemia de coronavirus y pidió reflexionar sobre «todo lo que nos pasó y cómo debimos enfrentar el país que nos dejaron los que gobernaron los últimos 4 años».

El presidente reafirmó su decisión de optar por preservar «la vida y la salud de la gente» en la pandemia de coronavirus, aun con «consecuencias que no podríamos evitar, como que la economía se complique».

«Un mal resultado económico podemos revertirlo, pero una muerte no la podemos revertir», afirmó el Presidente en el acto desarrollado en la Quinta Nazareno, en la localidad sanjuanina de Pocito, del que también participaron los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi,

Tras repasar la grave crisis de endeudamiento, económica y social heredada de la gestión anterior del expresidente, Mauricio Macri; Alberto Fernández pidió de cara a las elecciones legislativas no «repetir errores» y estar «más unidos que nunca», ante «el mayor riesgo de que la puerta de salida sea el túnel del tiempo que nos acerca a un pasado que nos hizo mucho daño».

«Vamos a la puerta de salida a la vida que queremos», expresó Fernández, quien reafirmó que no negociará con el FMI «en ninguna cena», sino «discutiendo, preservando el derecho de los argentinos».

Enfatizó, en se sentido, que «antes de pagarle al Fondo debo pagar un montón de deuda social en la Argentina».

Advirtió sobre la dimensión de la deuda adquirida por el Gobierno de Mauricio Macri y, sin nombrarlo, subrayó: «Para el mundo entero, para arreglar el problema de la pandemia, el FMI dispuso 50 mil millones de dólares y alguien en Argentina tomó un crédito por 57 mil millones de dólares y todavía habla».

En otro orden, Alberto Fernández se mostró confiado en que «por lo menos en un mes más» estará «la mitad de la población argentina vacunada con las dos dosis» de la vacuna contra el coronavirus y celebró que casi 700 mil sanjuaninos» ya hayan sido inmunizados.

«Cuando la inmunidad se haya alcanzado entonces sí el horizonte nos va a mostrar esa puerta de salida y ahí tenemos que repasar todo lo que nos pasó y cómo debimos enfrentar esto con el país que nos dejaron los que gobernaron los últimos 4 años», reflexionó el Presidente, durante el acto en San Juan.

El jefe del Estado agradeció el «acompañamiento de la mayoría» de quienes gobernaban las provincias en la gestión de la emergencia causada por el coronavirus, pero advirtió que parte de la oposición montó «un enorme show diciendo que ofrecíamos vacunas riesgosas».

«Nada de este tiempo fue fácil, pero en este tiempo pudimos llegar a los más necesitados; pudimos entregar 20 mil viviendas pensando en los derechos que tienen los argentinos», sostuvo.

En otro tramo de su discurso, Alberto Fernández reivindicó las medidas económicas desplegadas por su Gobierno para atender el impacto de la pandemia de coronavirus y aseguró que se trabajó «para que la economía se resienta lo menos posible y poder llegar a todo el país».

«Logramos preservar gran cantidad de pymes», aseguró el Presidente y recordó que se dieron ayudas a través de la ATP y del IFE que «ayudó en toda la Argentina a 9 millones de personas», al hablar durante un acto en San Juan.

El mandatario destacó además el crecimiento que en los últimos meses se empieza a vislumbrar en muchos sectores de la producción y el crecimiento del empleo, indicadores que dijo evidencian que se está «en el camino correcto».

«Crece la economía, crece la industria, el empleo industrial y en la construcción; eso quiere decir que todo indica que estamos en el camino correcto», subrayó y pidió a los argentinos que «no desviarse de ese camino».