DE JESÚS DIJO QUE EN ESTAS ELECCIONES «CONTINUARÁ ESTANDO EN JUEGO EL FUTURO DEL PAÍS»

El presidente del Partido Justicialista del Partido de La Costa, Juan De Jesús, destacó la importancia que tienen las elecciones legislativas de este 2021 ya que «continúa estando en juego el futuro del país».

El dirigente, padre del intendente Juan Pablo De Jesús, sostuvo que «las elecciones legislativas de este año tienen como objetivo elegir representantes claves para definir algunos rumbos, para reforzar algunas gestiones y también para poner observaciones sobre cómo se va llevando adelante la gestión local, provincial y nacional».

«Siguen estando en juego los dos modelos de país», advirtió en declaraciones al diario Opinión de La Costa.

Además, el referente del PJ puntualizó que «o seguimos con un país como tuvimos durante cuatro años y seguimos arrastrando desde hace mucho tiempo con determinados ciclos, un país que vive de la economía especulativa, que vive de las finanzas para determinados grupos y para negocios de determinadas personas del poder», o «vamos a una Argentina que pone como eje la producción, el trabajo, la redistribución de los ingresos, la calidad de vida como es la salud, la educación, mejorar la justicia, cambiar algunos temas de la justicia y del medio ambiente».

«En este momento es muy importante esta continuidad que viene teniendo el Justicialismo, el Frente de Todos», evaluó De Jesús.

Además el ex intendente sostuvo «el gobierno municipal necesita más concejales, el gobierno de la provincia necesita más diputados y la Nación también, porque muchas cosas que no se pudieron hacer fue por la falta de criterio y de ética que tienen algunos legisladores nacionales».

Al referirse a la oposición, De Jesús criticó «la gran irresponsabilidad» del modo de actuar de los sectores opositores ya que «no plantearon un escenario de debate, de discusión, de asumir temas que hacen al conjunto de la sociedad».

En el mismo sentido, insistió: «No se les ha caído una sola idea, solamente criticar, solamente traer las viejas historias».

Para finalizar, completó: «No es tiempo para cháchara, es tiempo para preocupación, para poner las ideas, para poner al país en producción, en trabajo, en desarrollo, en generación de puestos de trabajo para todos, porque el trabajo es el ordenador social».