LAS EXIGENCIAS ECONÓMICAS DEL «PIPA» BENEDETTO HACEN INVIABLE SU LLEGADA AL SAN PABLO DE BRASIL

Las exigencias del futbolista argentino Darío Benedetto para dejar el Olympique de Marsella y sumarse al San Pablo, de Brasil, hacen inviable por el momento su incorporación al equipo que dirige Hernán Crespo y que lo pretende para los cuartos de final de la Copa Libertadores.

Las intenciones de San pablo de contratar a Benedetto, del Marsella francés, chocó con los valores solicitados por el jugador y su representante, Christian Bragarnik, siendo eso una barrera que impide un acuerdo, pero aún no se han cerrado las conversaciones, indicó el periódico brasileño Gazeta Esportiva.

San Pablo, con dificultades financieras, busca un arreglo que le permita abonar cifras posibles para el club, pero los valores solicitados hasta ahora escapan a la realidad del equipo brasileño e impiden seguir avanzando.

A pesar de ello, el San Pablo, en donde juegan los argentinos Martín Benítez y Emiliano Rigoni, pretende insistir en las conversaciones, para intentar convencer a Benedetto y Bragarnik de que rebajen la petición e incluso de habla de un préstamo del Marsella abonando el club galo parte del sueldo del jugador.

Crespo quiere un delantero centro para el equipo ya que tuvo problemas con Eder, con lesiones recurrentes, Pablo y Vitor Bueno, ambos improductivos y que lograron consolidarse en el equipo esta temporada.

Benedetto, de 31 años, jugó en Arsenal, Defensa y Justicia, Gimnasia y Esgrima de Jujuy, Tijuana y América de México, y alcanzó notoriedad en Boca Juniors, que lo vendió hace dos años al Olympique de Marsella.