PENITENCIARIO MUERE DE UN BALAZO EN CARMEN DE ARECO E INVESTIGAN SI LO MATARON EN UN ASALTO

Un efectivo del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) murió tras recibir un balazo cuando iba en su auto por la localidad de Carmen de Areco y se investiga si lo asesinaron delincuentes que lo asaltaron cuando transportaba dinero para un frigorífico, informaron fuentes policiales, judiciales y de la fuerza.

El hecho fue descubierto alrededor de las 19.50 del martes en el kilómetro 139 de la ruta 7, a la altura de dicha localidad del noreste de la provincia de Buenos Aires, tras un llamado al 911 se alertó a la Policía Comunal sobre un accidente vial.

Según las fuentes policiales, efectivos de esa estación se dirigieron al lugar y hallaron un Volkswagen Gol Trend color blanco sobre la banquina, con características de haber volcado y, en su interior, al conductor en grave estado y con una herida de bala en la espalda.

La víctima, identificada luego como Paul Oscar D´Anunzio (50), fue llevado al Hospital Municipal murió poco después a raíz de las lesiones sufridas.

En tanto, voceros del SPB indicaron a Télam que la víctima prestaba servicios en el área de Traslado de Detenidos de la fuerza, y que el martes realizaba tareas de custodia particulares cuando lo asaltaron.

Mientras que los peritos de la Policía Científica hallaron adentro del Gol Trend una mochila con una importante suma de dinero en efectivo que, se cree, la víctima transportaba para un frigorífico.

También se incautó en el interior del vehículo la pistola de D´Anunzio con la que se sospecha que intentó defenderse de un asalto.

«Se presume que se trató de una tentativa de robo del dinero que llevaba», explicó a Télam una fuente de la pesquisa, que añadió que poco después se halló en la zona de Luján una Ford Ranger quemada, la cual, según un testigo, habría sido utilizada por los delincuentes que asaltaron al penitenciario.

La causa quedó a cargo del personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 del Departamento Judicial Mercedes, que caratuló el hecho como «homicidio» y dispuso una serie de diligencias en procura de establecer las circunstancias del crimen.

«En la camioneta se encontraron vainas servidas, al parecer, de calibre nueve milímetros», agregó el investigador consultado.

Sin embargo, otros voceros judiciales no están seguros que ese vehículo haya sido empleado por los homicidas ya que pasó poco tiempo entre el crimen y el incendio del mismo.

A su vez, los pesquisas aguardaban anoche los resultados preliminares de la autopsia que se llevaba a cabo en la sede del Cuerpo Médico Forense de Chivilcoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.