INVESTIGAN EL FALTANTE DE 15 ARMAS DE FUEGO Y MUNICIONES DE SEDE POLICIAL Y DESAFECTAN A 3 EFECTIVOS

La Justicia de La Matanza investiga el faltante de al menos 15 armas de fuego y unas 2.000 municiones de la sede de la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (UTOI), en ese partido del Gran Buenos Aires, por lo que tres policías bonaerenses fueron desafectados de sus cargos, informaron fuentes policiales y judiciales.

Según las fuentes, la investigación comenzó a fines de abril a raíz de una denuncia realizada ante la Justicia por la propia policía, luego de hallazgo en un operativo policial en el marco de un robo en Quilmes de una pistola calibre 9 milímetros que debía estar bajo custodia del personal de UTOI, un grupo táctico de la policía provincial que fue creado en 2018.

Con ese dato, las autoridades policiales ordenaron realizar un inventario de las armas que permanecían en el UTOI y detectaron el faltante de 15 pistolas y escopetas en total, entre ellas la calibre 9 milímetros hallada en Quilmes, como así también 2.000 municiones.

Según las fuentes, inmediatamente se realizó la denuncia del faltante y comenzó a intervenir el fiscal Fernando Garate, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 descentralizada en Gregorio de Laferrere, quien instruye una causa por «averiguación de ilícito».

Por otro lado, la división de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la provincia ordenó la desafectación de tres efectivos que desempeñaban sus tareas en el sector Armería de la mencionada dependencia, situada en la Autopista Ricchieri y Ruta 4, en jurisdicción del mencionado distrito del suroeste del conurbano.

Si bien tres policías fueron desafectados de sus funciones, por el momento la justicia no imputó a ninguno de ellos dado que aún continúan las diligencias para establecer las causas de ese faltante.

«No es que hubo un robo en el que alguien entró y rompió una caja donde se guardaban las armas sino que hay un faltante y se está investigando el motivo, ya que hay un protocolo en el momento de la entrega de cada arma que ingresa al UTOI», precisó un vocero.

Las fuentes añadieron que la Policía denunció el hecho luego que a fines de abril dos jóvenes, uno de ellos hijo de un empresario, fueron detenidos como sospechosos de integrar una banda que en septiembre del año pasado robó cerca de 200.000 dólares y 2 millones de pesos de la casa de un comerciante en la localidad de San Francisco Solano.

Las detenciones se concretaron tras siete allanamientos ordenados por la fiscal Mariana Curra Zamaniego, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de Quilmes, y efectuados por efectivos de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de Quilmes, quienes secuestraron la pistola 9 milímetros del UTOI, cargadores y hasta un Kit Roni, utilizado para convertir una pistola en un fusil.

Según la investigación, el hecho que se les imputa a los detenidos ocurrió el 7 de septiembre del año pasado, cerca de las 19, cuando al menos tres delincuentes ingresaron a un domicilio ubicado en la calle 878 de la localidad de San Francisco Solano, propiedad de un comerciante de nacionalidad paraguaya, donde robaron 200.000 dólares y cerca de 2 millones de pesos.

Un comentario en «INVESTIGAN EL FALTANTE DE 15 ARMAS DE FUEGO Y MUNICIONES DE SEDE POLICIAL Y DESAFECTAN A 3 EFECTIVOS»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.